viernes, octubre 21, 2005

El premio al oportunismo

Nunca me ha gustado el dirigismo de los premios y creo que el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes de este año está medido por criterios de oportunismo. La ocasión es pintiparada: un ganador de moda, asturiano, fenómeno de masas e impulsor de la Fórmula 1 en nuestro país, que se ha proclamado campeón del mundo hace muy poco. Eso no se lo quita nadie. Las malas lenguas hablan de que no hay mejor foto posible que la del Príncipe Felipe con Alonso en estos momentos. Mañana copará portadas.

Repaso la lista de ganadores e históricamente demuestran injusticias flagrantes. No tengo nada en contra de Fernando Alonso, más bien al contrario. He disfrutado de cada una de sus carreras, levantándome del sillón, intentando comprender mejor el deporte para tener una buena medida de su hazaña. Estoy seguro de que dentro de diez años se lo habrá ganado con creces. Así, a bote pronto, y ciñéndome al deporte español noto serios agravios comparativos. Me faltan los nombres de Ángel Nieto, de Manolo Santana, de Di Stéfano, del Real Madrid... Si miro al deporte mundial es inconcebible que lo tenga Alonso y no lo tenga Michael Schumacher, por ejemplo. Ésa es la esencia de los Premios, al menos como yo los entiendo.

2 Comments:

Blogger NalgaHumana said...

Tiene usted toda la razón del mundo.

21 octubre, 2005 13:52  
Blogger pululante said...

De acuerdo. Este premio sólo puede dejar mal al que lo concede. Tanto si gana muchos títulos más (¿qué le darán entonces?) como si no gana ninguno (¿qué mérito habrá tenido?).
Pero hay que aprovechar la moda, y, que leches (con perdón), para una vez que se lo dan a uno de casa...

21 octubre, 2005 14:57  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home