miércoles, octubre 19, 2005

Ni gafas, ni pendientes, ni ipod... ni NBA

"Los jugadores tendrán que vestir de forma casual cada vez que viajen con el equipo, hagan promociones o actividades relacionadas con la competición, no podrán vestir camisas sin manga, pantalones cortos ni llevar cadenas, pendientes o medallones con el uniforme.Tampoco les estará permitido entrar a los campos con gafas de sol, ni auriculares en sus oídos, excepto cuando estén en el avión, autocar del equipo o en los vestuarios". Leo en Sport esta increíble noticia. De golpe y porrazo se han cargado todo el glamour de los jugadores NBA fuera de las canchas. Ya no veremos a Lebron James, al ritmo de su ipod, mascando chicles con las últimas gafas de Dolce Gabanna. Uniformidad ha dicho el señor David Stern porque la imagen de la competición está muy dañada y coartando libertades personales parecemos mejores y más guapos.

Malo cuando el baloncesto pasa a un segundo plano. El problema es que la NBA ya no es lo que era, que se planta el Maccabi de Tel Aviv en Toronto y consigue que un equipo no americano gane por primera vez en la historia a un equipo de la Liga Profesional en su cancha. Las distancias son cada vez menores, los escándalos mayores. La imagen transgresora de esos gigantones es la de una generación. Puede que mejore su apariencia, pero mancha su espíritu. Jugadores como Iverson ya han avisado de que utilizarán parte de su sueldo para pagar multas.

1 Comments:

Blogger J.L. García Íñiguez said...

¿Dónde está Rodman?

19 octubre, 2005 19:21  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home