viernes, marzo 24, 2006

Los miserables

Juegan con un hermoso deporte y lo convierten en bazofia. Acuden a los estadios como van por la vida, con el único ánimo de hacer daño. Convierten botellas de whisky y botes de cerveza -¿qué leches hace la seguridad del Atlético?- en armas arrojadizas. Entre la masa se sienten importantes, fuertes. Los miserables consiguen que se suspenda un partido, logran que la imagen del equipo al que dicen querer sea conocido a nivel mundial por un hecho vergonzoso. Y ellos, tan felices.
Luego, el árbitro que acierta mandando a todos a los vestuarios, retoma el partido media hora después, amparándose, según el acta, en que la policía le garantiza la seguridad de todos. Ün despropósito. Una aberración. ¿Que hace falta para suspender un partido de manera definitiva? Si tocan a su juez de línea se suspende, pero si el agredido es un jugador, no. Un flaco favor al juego limpio.
Los miserables ganan otra batalla al fútbol, a la sociedad, a la gente de bien. Ahora, el circo de los políticos, las promesas de medidas, bla, bla, bla... Repugnante.
Que tomen medidas de verdad, que se acabe la dictadura televisiva, que dejen ya de ponerse partidos a las diez de la noche, que puedan ir los niños a ver a sus ídolos. Partidos de alto riesgo a mediodía. Controles de alcoholemia en los accesos, lo que sea con tal de no convertir el fútbol en una auténtica vergüenza.

9 Comments:

Blogger kai25 said...

Medidas son las que hacen falta y que no se tomaron en la famosa vuelta de Figo al Nou Camp, ese dia se perdió la oportunidad historica de una sancion ejemplar, pero el mensaje que trascendió fue que por lanzar moviles, botellas o cochinillos no pasaba nada.

24 marzo, 2006 12:37  
Anonymous Javi said...

Villar, Padrón, Sanchez Arminio,etc... no se puede pedir mucho más con stos personajes dirigiendo nuestro futbol.

un saludo

24 marzo, 2006 12:44  
Anonymous Pina said...

A Reina le pegaron en el Bernabeu, también se perdió una oportunidad histórica de una sanción ejemplar

24 marzo, 2006 13:15  
Anonymous los Danis de Sevilla said...

Son unos desgraciados que si siguen así y nadie hace nada se cargarán el futbol.

Y hay otros miserables, com Daniel Alves, que también se lo cargarán si nadie hace nada.

24 marzo, 2006 13:17  
Blogger Vicente S. said...

Elías,
tienes toda la razón del mundo. Sobre este asunto escribo un largo post en mi blog http://fiebre-en-las-gradas.blogspot.com

24 marzo, 2006 13:35  
Blogger Pablo J. Rivera said...

Las leyes no acabarán con el problema, sólo la responsabilidad de los clubes lo harán y de momento nadie ha hecho este ejercicio de responsabilidad.

24 marzo, 2006 14:21  
Anonymous R7 said...

El día del cochinillo de Figo y de la botella, en este caso de J&B, el listón se puso muy alto. El Camp Nou debió ser cerrado. Para que un estadio sea clausurado tiene que suceder algo aún más grave, más peligroso...
San Mamés también se libró por el petardazo sobre Falcón, Mestalla por el monedazo...y es un suma y sigue.
Ahora estamos pagando las consecuencias de aquel día:asistimos a un incontrolado libertinaje violento. Al fin y al cabo, la sanción es una multa sin consideración, casi inapreciable para las arcas del club y el equipo igual le da la vuelta al partido...

24 marzo, 2006 21:10  
Blogger Csai D. said...

EL no haber cerrado el Camp Nou tiene estas consecuencias... Ahora la ridícula multa al Atlético es una absoluta desfachatez...

Lo dice un culé....

Las sanciones deberían ser, como se sugirió no hace mucho: Resta de puntos; cierre a puerta cerrada durante cuatro meses. Vamos a ver si entonces los clubes si estarían atentos.

24 marzo, 2006 23:49  
Anonymous Anónimo said...

Very cool design! Useful information. Go on! 800cc breast enhancement Oldsmobile f-85 Best hotels in hawaii

02 marzo, 2007 13:58  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home