miércoles, noviembre 16, 2005

FIRMA INVITADA: Héctor Núñez *

Pablo García, de caudillo a líder

Hablar de este chico me llena de alegría porque le conozco desde los 17 años. Fue a aprender con la Selección absoluta de Uruguay que yo entrenaba en un viaje a Venezuela, donde ganamos 0-2. Le acompañaron tres juveniles que desgraciadamente se quedaron en la cuneta del fútbol.
El gaucho nunca fue un caudillo por su humildad. Hoy le veo pasando de caudillo a líder. Antes en su caudilllaje, convencia por sí mismo y hoy en su liderazgo, se sabe hacer seguir y obedecer, con acatamiento casi religioso a sus órdenes, con sus movimientos y la forma en que ataca para recuperar "su pertenencia": el balon. Siempre le tratará con delicadeza para depositarlo en el regazo de un compañero. Saca su imán del cuero y en el noventa y cinco por ciento de los balones que circulan entre los 60 y los 70 metros de cada area penal, y los 65 metros de ancho, se queda con él para que les brinde buen destino.
No sabe desfallecer, evita las protestas, aunque lleve razon, ( choca, le zancadillean y él hace lo propio) entra a marcar en desventaja y parece hipnotizar al rival, ya que prácticamente se la entregan. No le distrae nada, para recibir los balones cerca de área, más inverosimiles. Por alto, por bajo, veloces, lentos. con efecto, sin él, lejano, cercano y dividido, siempre se queda con él.
Hoy, Pablo, quiero suponer, se está beneficiando por su contratacion con Real Madrid. Ganó y gana respeto de adversarios y compañeros. Tiene más confianza en sus posibilidades y se atreve a tocar balones con "tres dedos", borde externo de ambas piernas. arriesgando el pase a zonas pequeñas, para recepcion del compañero y que éste sorprenda, con notoria ventaja.
Su resistencia fisica es envidiable y hoy aprovecha mucho mejor el esfuerzo. Me permito felicitar al Madrid y a sus tecnicos por ver mas allá de nuestros ojos o de sus ojos y de un razonamiento natural.
En principio pareció que "era un sapo de otro pozo", ya que sus condiciones, no eran de la exquisitez necesaria para el Madrid. Hoy parece que los habitantes de ese pozo le admiten y si continúa en esa línea, muchos de los amos del pozo tendrán que cambiar sus hábitos y podrán hacer un equipo invencible.
Él le esta dando todo al Madrid, a pesar del recibimiento del "Fondo Sur" -seguro que ya lo olvidó- y está disfrutando del mejor aroma de esa fantastica institucion que es el Madrid y sus jugadores. !!!Suerte, hijo!!!

(*) Héctor Núñez jugó en Nacional de Montevideo, en el Valencia y en el Levante. Fue entrenador de Tenerife, Las Palmas, Atlético, Valencia, Rayo Vallecano, de la Selección uruguaya y del Al Riad de Emiratos Árabes. Excelente conocedor del fútbol latinoamericano y excelente ojeador, fue el primero en escribir en España sobre Robinho, cuando nadie le conocía.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home