miércoles, noviembre 09, 2005

Aprendamos a sentir la Selección

Puede que España sea de los pocos países del mundo que no vive su Selección sólo cuando se juega algo. Leí el otro día un artículo de Alfredo Relaño con el que no estoy de acuerdo. Justificaba el desinterés por la Selección, motivada por el propio equipo, por su juego, por la falta de títulos, seguramente por la irrupción de un Madrid campeón en la década de los 50, incluso por los héros emergentes en otros deportes (Alonso, Nadal, Pedrosa).
Creo que a la Selección hay que animarla y apoyarla desde los medios sin discusión. Unirnos en torno a un sentimiento, a una ilusión común. Eso es hacer Selección. Envidio a los argentinos, por poner un ejemplo que me resulta cercano. Viven la albiceleste con pasión y devoción. Un cambio en su camiseta, aunque sea menor como el de España hoy, sería motivo de debate nacional. No he visto un sentimiento mayor. La marca de cerveza Quilmes refleja en sus anuncios (downloads-publicidad-televisión) como nadie esta pasión. Os recomiendo que veáis el titulado 'Maradona'. A mí, que soy español, me pone la piel de gallina. Hay otro que bien podrían copiar en la Federación, titulado 'Aliento', en el que los jugadores de la Selección son los que animan a todo el país a estar con ellos.
Soñamos con el día en el que España transmita una sensación similar, pero desde la responsabilidad de todos, no sólo del equipo.

5 Comments:

Anonymous Alberto said...

No estoy de acuerdo.
Pensemos un momento en la selección nacional de baloncesto. Es claro que somos un país primordialmente futbolístico, pero dadas sus grandes actuaciones en los últimos Europeos y mundiales han conseguido que incluso los que no sepamos que son los pasos no peguemos a la pantalla para verlos jugar.
Otro ejemplo más, siempre siempre que hay un partido importante del equipo de futbol español todos nos volcamos con la selección. ¿Pruebas? Tan solo hace falta mirar el share en los partidos de España en los mundiales.

Eso si, lo que no podemos hacer todavía los aficionados es meter los goles por ellos. Todavía no.

08 noviembre, 2005 23:29  
Anonymous Luis said...

Elías, una vez más, tu clase abruma, no sólo eres capaz de escribir y hacer historia con esto, sino que además nos permites a algunos saborear internet a través tuyo. BIEN por tu manera de hacer periodismo y EXCELENTE tu visión con los 'enlaces' a otras webs.

08 noviembre, 2005 23:38  
Blogger Louis said...

No pidamos peras al olmo.En la Federación ni siquiera saben que existe Internet.

09 noviembre, 2005 01:40  
Anonymous pululante said...

Como Alberto, opino que a la selección sí se le siente. Lo que pasa es que después de ver como la prensa nos animaba a pensar en ser campeones en cada competición, pero sólo acumulando fracasos, el aficionado ya no espera nada de la selección, ya no siente esa esperanza de ser campeón. Esa ilusión nos la tiene que devolver el equipo haciendo un buen papel en el próximo mundial.

09 noviembre, 2005 09:59  
Blogger La Aguja said...

No quiero volver con la misma crítica que hice en tu último post. En esa línea tan sólo añadir que creo que es una equivocación volcar los sentimientos en el mundo del deporte. No tiene sentido, y menos en un mundo tan crematístico. Como dice otro lector, los sentimientos no meten goles.

Pero déjame ser positivo por un momento. Leyendo a Alfredo Relaño se me ocurre pensar que ahora que la selección se reúne de incógnito en un hotel de las afueras... Tal vez ahora que juegan sin tanta presión mediática... Mira por dónde los éxitos de otros deportistas van a beneficiar al fútbol ;-)

09 noviembre, 2005 16:29  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home