jueves, noviembre 17, 2005

¡Qué grande es Guus Hiddink!

Repesca de infarto en Australia. Partido intenso no, intensísimo de 120 minutos. Cayó el histórico Uruguay -lo sentí por ti, amigo Héctor-, con un Pablo García que llegará destrozado moral y físicamente al clásico. Tres detalles para apuntarse: Un diez para el que pensó poner una valla amarillo fosforito detrás de las porterías con la palabra 'Australia' en verde. Los uruguayos, al ver eso, en la tanda de penaltis debían temblar; lo segundo, otro diez para Guus Hiddink, uno de los mejores hombres que me he encontrado en el mundo del fútbol y que agranda su leyenda. Si ya era Dios en Corea, ahora lo será en Australia. Es un genio. Habría que hacerlo extensivo al PSV, porque hay que ser muy holandés -en el sentido liberal de la palabra- para prestar a tu entrenador; lo tercero, el gesto de Aloisi, el jugador de Osasuna, autor del penalti definitivo, que nada más festejarlo se fue a consolar al Chengue Morales, su ex compañero. La grandeza del fútbol se ve en partidos así, pura emoción.

P.D.: No entiendo el resumen final de Eurosport con todas las patadas del partido. Habrán pensado que era 'fútbol australiano'.

4 Comments:

Blogger OBRADEK said...

No está mal el palmarés que acumula el sr.Hiddink. Campeón de Europa con el PSV (aunque fuera sin ganar un partido desde octavos), campeón Intercontinental con el Real Madrid, Liga holandesa de nuevo con el PSV (confeccionando un equipo sólido como pocos). Y ahora nos aparece convertido en una especie de moderno Bora Milutinovic, aunque aún le queda: cinco Mundiales con cinco selecciones (Costa Rica, 1990; EEUU, 1994; Nigeria, 1998; China, 2002 y lamentablemente no recuerdo la quinta pero me acordaré). Hiddink triunfó con Corea (aunque no tuvo que clasificarla) y ahora afrontará otro Mundial con otra selección. Tiene menos "nombre" que otros pero... las cifras cantan. De los mejores, aunque no terminara de triunfar en el Real Madrid.

16 noviembre, 2005 18:26  
Blogger Elías Israel said...

En el Madrid no triunfó porque no le escucharon.

16 noviembre, 2005 18:30  
Blogger OBRADEK said...

Es posible que así fuera. En cualquier caso, no me gustaba cómo jugaba el Madrid de Hiddink y creo que tampoco fue capaz de hacerse con el famoso vestuario merengue. Por cierto, la selección de Bora que me faltaba era México en 1986. Por cierto, ¿sabes qué es de Milutinovic ahora?

16 noviembre, 2005 18:44  
Anonymous javierog said...

En mi opinión es el mejor entrenador en activo en estos momentos. Llevo años pensando lo mismo, no es que me deje llevar por las circunstancias.
Me alegré enormemente cuando fichó por el Madrid ya que pensaba que iba a ver buen fútbol. Pero no le dejaron trabajar, a la mínima lo echaron.

17 noviembre, 2005 10:08  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home